¡Lo insólito también sucede dentro del copywriting!

Hace poco me encontré con un amigo que no veía hace mucho tiempo.

Exactamente, unos 3 o 4 años que no coincidía con él.

En el transcurso de ese tiempo de ausencia –uno en la vida del otro– nos habíamos convertido en padres, habíamos cambiado de trabajo y habíamos engordado un par de kilos –por suerte, sólo un par-.

Así que nos pusimos al día con el cotilleo personal. 

Me alegró verlo pero, sobre todo, me alegró saber que tenía un proyecto laboral/personal entre manos. 

Iba a darle vida a algo que  le apasionaba desde pequeño. Eso siempre es bueno.

Como aún no hizo lanzamiento no diré nada más.

Sin embargo, hablaré sobre una de esas rarezas que te pasa un día cualquiera y que te hacen replantearte algunas cosas como profesional.

Resulta que le comenté que estaba trabajando como copywriter. Me pasó lo que me pasa a menudo con las personas.

Me dijo… ¿Copy qué?

Ya acostumbrada a esto, me reafirmé:

¡COPYWRITING! 

Y comencé a explicarle con otras palabras qué es y para qué sirve. 

Le di algunos ejemplos y él se quedó afirmando con la cabeza, con cara de… “Esto me vendría bien para…”

La curiosidad me pudo… Así que, corté mi rollo explicativo y pregunté:

¿Qué estás pensando?

Me respondió: me quedé pensando que esto me sirve para mi proyecto pero, ahora mismo, te contrataría para responder los mensajes de mi ex… ¿También vale para eso, no? Es que… Me estoy divorciando.

Bueno sí. 

Basándome en la explicación que le di, bien podría servir para eso. 

Pero, la verdad es que tardé en reaccionar porque me dejó helada por dos motivos:

  • No sabía que se estaba divorciando.
  • Jamás me propusieron hacer copywriting para algo así.
 

Natalia Toledo Copywriter Gijón

Rupturas amorosas y copywriting

¿Qué es esta cosa llamada copywriting?

La explicación que le di sobre qué es el copywriting y qué hace un copywriter fue muy sencilla.

Una versión corta y clara.

El copywriting es una técnica de redacción-escritura persuasiva y el copywriter es la persona que utiliza la técnica correctamente porque hace todo el trabajo –el que se debe hacer– antes de ponerse a escribir. 

La versión poco más extensa –desde mi punto de vista– es aún más interesante.

Se enfoca en el rol que tiene la persuasión en todo esto.

La persuasión es influir en las personas para que realicen una acción. 

En otras palabras…Hacer que algo suceda.

Comúnmente, la persuasión está vinculada a la palabra engañar. 

Para mí es generalizar demasiado una palabra – o más bien a las personas-.

Por ejemplo, en los negocios…

Si vendes un producto o un servicio y entre lo que dices que vendes y lo que realmente vendes hay un espacio, es muy probable que tus clientes se sientan engañados. 

Eso es pensar a corto plazo.

Pero, si vendes un producto o un servicio y sabes destacar todo su valor –su contenido– y también sabes minimizar adecuadamente sus debilidades –incluso la expones-, fijo que conseguirás un cliente a largo plazo. Un cliente que además te recomendará a otra persona.

Personalmente, prefiero trabajar para las personas que venden algo sin engañar.

Prometí no extenderme así que… Acá lo cierro. 

Volvamos con mi amigo.

Y ¿Para qué puedes utilizar el copywriting?

Después de encontrarme con mi amigo, te diría que el copywriting sirve para todo lo que se te ocurra siempre y cuando tenga un objetivo claro.

¿Qué objetivo tienes tú? ¿Vender más? ¿Captar clientes usando tu sitio web? ¿Conseguir nuevos clientes a través de folletería impresa –las de portal de toda la vida-?¿Responder persuasivamente los mensajes de WhatsApp de tu ex?

Repito, siempre que tengas claro un objetivo, el copywriting te servirá.

Tiene infinidades de usos porque su técnica es polifacética.

Piensa esto: texto hay en todos lados. Incluso hay texto en las propagandas que solo tienen una imagen.

Tú me dirás… ¿Eso cómo puede ser?

¡Ahhh! 

Aquí va otra explicación que nos muestra otro uso interesante.

Verás… Antes de elegir una imagen hubo una idea, un concepto o una visualización que se quiso transmitir a determinado público. Todo eso, junto a una buena investigación, posibilitó la estructura de un texto. 

Un texto que se pensó para conseguir un objetivo, llámese “X, Y o Z”.

Si la imagen cumplió ese objetivo quiere decir que, un copywriter –junto a otros profesionales-, hicieron muy bien su trabajo.

Ya ves…

La mente humana, una vez ampliada por una idea nueva, nunca recobra sus dimensiones originales

Oliver Wendell Holmes

Bueno, mi amigo y tú ya saben qué es y en qué te puede ayudar el trabajo de un copywriter –y el copywriting en sí-.

Yo aprendí que no hay que subestimar nunca los límites de una profesión –sea propia o ajena-.

En fin… Si quieres saber mas sobre todo lo que pueden hacer estos ojos de copy por ti, aquí lo dejo.